EL “GASOLINAZO”

Por: Dr. Paco Carlos

Retomando lo que sucedió en la primer semana y días subsecuentes  de éste incipiente año 2017, uno puede esperar cualquier cosa, con el aumento al precio en el combustible se da una crisis en todos los sentidos, no hay que saber de economía para saber que la mayoría de los productos y las cosas ya subieron de precio. 

 

Las palabras del ciudadano presidente de la República han calado hondo en lo más profundo del sentir de los mexicanos, pues tan sólo hay que ver en las redes sociales el descontento, el radicalismo,  los saqueos a todas luces reprobables  que desvirtúan la protesta legitima de cualquier mexicano a pronunciarse en contra del alza de los precios en la gasolina. 

 

Llama poderosamente la atención los intereses oscuros que detrás de la protesta social legítima está  algún  partido político  abonándole al descontento al menos así se deja entrever para lograr un desequilibrio que no va, ni debe romper con el estado de derecho. 

 

Me resulta indignante los acontecimientos que se hicieron virales en las redes sociales cuando manifestantes (que están en todo su derecho a hacerlo pues la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos así lo garantiza  pero de  una manera responsable no atacando a la moral, al orden y la paz pública) logrando con esto una desestabilización en el ya de por si convulsionado clima político que se vive en el país y en Zacatecas.

 

Me resulta imposible de creer como grupos radicales sacaron de sus puestos de trabajo a los recaudadores de rentas, que pertenecen a la Secretaria de Finanzas del Gobierno del Estado. Cuando independientemente del enojo  y repudio al alza de los costos en el refrendo incluyendo dos impuestos uno para infraestructura (para bacheo y mejorar calles  según el Secretario Jorge Miranda en 5 años no se había cobrado, en mal momento se cobra con el aumento de la gasolina, y el impuesto para la UAZ del 5% al 10 % causando molestia en la sociedad).

 

Indigna el caso de cómo llegan a gritarle a la alcaldesa  la maestra Judit Guerrero afuera de una ventana de la cafetería Acrópolis, con consignas que nada tiene que ver ella  con el alza del precio a gasolina, ni nada tiene que ver con el refrendo, ni los nuevos impuestos. Desafortunadamente estaba para su mala suerte en el momento en que pasaban los manifestantes a apostarse a afuera de Palacio de Gobierno a  gritar, exigiéndole que saliera a dar la cara. 

Sin lugar a dudas la primera semana del año, con esta crisis tan sólo es el principio de lo que se avecina, mal por nosotros el pueblo de México. 

Doctor.

Profesor de la Unidad Académica de Derecho de la UAZ.

© 2014 by Grupo editorial GENTE IN

Derechos Reservados

  • Instagram B & W
  • Twitter Clean
  • w-facebook